¡MITOS! ¿Alguna vez has escuchado algo repetido una y otra vez en diferentes momentos por diferentes personas solo para descubrir más tarde que en realidad no era cierto? Realmente, esto ha sido cierto en mi vida. Este blog representa algunos de los mitos más grandes que todos crecimos creyendo y repitiendo, pero que de hecho no son ciertos.

Debo ser honesto, ahora que sé la verdad, se me hace difícil escuchar que se repitan estos mitos continuamente. Entonces, ¡anímate! Vamos a aclarar las cosas. La próxima vez que un amigo o compañero de trabajo afirme uno de estos falsos mitos, sabrás que hacer.

 

MITO #1: Charles Darwin inventó la teoría de la evolución. Por pura casualidad, su barco se embarcó a las Islas Galápagos donde descubrió que todo lo que sabíamos sobre la creación estaba equivocado. Fue el primero en descubrir y escribir sobre esta teoría.

RESPUESTA: Charles Darwin no inventó esta teoría, y la isla no fue un descubrimiento casual. La verdad es que el abuelo de Darwin, Erasmus Darwin, enseñó y escribió extensamente sobre la teoría de la evolución mucho antes de que Charles naciera. Incluso escribió un libro sobre la evolución llamado “Zoonomia”. De hecho, Charles había leído este libro y otros sobre el tema de la evolución. Este tema provocó un gran entusiasmo en él ya que quedó muy fascinado con esta temática.

Pregunta para reflexionar: si el abuelo de Darwin, Erasmo, y otros miembros de la familia ya sabían, aceptaban y enseñaban la evolución, entonces, ¿cómo pudo Charles haberla descubierto e inventado por casualidad? La verdad es que la razón por la que Charles fue a las Islas Galápagos en primer lugar fue para continuar con la investigación de su abuelo. De hecho, Charles estaba leyendo “Zoonomia” de camino a las islas.

Datos curiosos adicionales para reflexionar:

#1. Hubo un hombre llamado Alfred Wallace que fue llamado el co-fundador de la teoría de la evolución. El propio Darwin lo admitió ante el Parlamento inglés. ¿Has pensado por qué nunca se menciona a Wallace? Probablemente porque era un católico que tenía muchos más títulos científicos que Darwin, y vio que se necesitaba a Dios para que sucediera la evolución. Además, porque su barco quedó reducido a cenizas con toda su información en camino para entregárselo a la Reina de Inglaterra. Sin embargo, él y Darwin constantemente compartían información y presentaban sus hallazgos. Wallace sostuvo que no podía haber una explicación naturalista, materialista o atea de la evolución.

#2. Los relatos materialistas (es decir, cómo surgió la vida sin Dios) se presentaron mucho antes de los Darwin. Por ejemplo, un defensor de esta creencia, llamado Epicuro, más de 2000 años antes ya había enseñado y escrito sobre ella. (Si estás interesado en aprender más sobre esto, puedes leer, “The Darwin Myth”, por Benjamin Wiker)

 

MITO #2: La Edad Media (también llamado Oscurantismo) fue un período de más de mil años donde el aprendizaje y el crecimiento científico se detuvieron. La educación era inexistente. La gente era ignorante ya que sostenían que la tierra era plana y otros mitos similares. La Iglesia Católica tenía un dominio absoluto sobre las personas que les impedía aprender, crecer o ser libres.

RESPUESTA: Aunque la mayoría de nosotros hemos aprendido estos mitos en la escuela, son ficción. La verdad es que la Iglesia Católica no fue un impedimento para la educación sino el mayor contribuyente a la educación. Realidad: La Iglesia Católica fundó universidades en el supuesto periodo del “Oscurantismo”. La Iglesia hizo progresar la educación en todos los grados y niveles. Se enseñaba y se cultivaba el inglés, ciencia, matemáticas, historia, filosofía y otras materias. El pensamiento crítico era obligatorio. Se leyeron y promovieron los clásicos seculares. Los libros que se oponían a la enseñanza católica también se usaban y leían en la escuela. De hecho, se enseñó a los estudiantes a estudiar ambos lados de un problema e incluso se les puede pedir que argumenten el punto de vista opuesto en un debate en clase. Necesitaban conocer el otro punto de vista. Entonces, es un mito afirmar que a los católicos no se les permitió aprender nada excepto enseñanza católica y lavado de cerebro. También es un mito que la Iglesia no promoviera una educación integral, la misma educación que todavía tenemos hoy.

En lo que respecta al mito de la ciencia, la Iglesia Católica incluso estudió ciencia y dedicó enormes cantidades de dinero al descubrimiento y progreso científico. Esto puede sorprender a algunos, pero hubo muchos inventos, descubrimientos científicos y mucho progreso científico a lo largo de la Edad Media, gracias a la Iglesia. Además, se sabe muy poco respecto a que la Iglesia Católica inventó el derecho, la economía y muchas otras cosas en las que todavía confiamos y damos por sentado hoy. En consecuencia, muchas personas en la Edad Media (especialmente los cristianos) no eran bárbaros ignorantes como algunos afirman. La educación floreció y la gente pudo aprender como nunca antes en la historia, todo gracias a la Iglesia Católica.

Mitos de la Historia

Con respecto al mito de una tierra plana, los historiadores genuinos de hoy saben que esto es un mito. Al trabajar en escuelas públicas, vi que ya se están revisando los libros de texto para actualizar este mito. La verdad es que la mayoría de la gente sabía que la tierra era redonda e incluso antes de la Edad Media. Personas como Santo Tomás de Aquino, San Alberto Magno, Roger Bacon y muchos otros lo sabían e incluso escribieron sobre ello. Como dice Benjamin Wiker, estas personas “Incluso sabían el tamaño aproximado de la circunferencia de la tierra. Lo fijaron en unas 29.000 millas (el tamaño real es de unas 24.000 millas)”. ¡Nada mal para una época que no tenía la tecnología moderna!

Filósofos y matemáticos como Ptolomeo, Aristóteles y Eratóstenes, por ejemplo, sabían que la tierra era plana mucho antes, alrededor del 250 al 350 a.C. Los primeros cristianos como San Agustín y San Jerónimo, por nombrar algunos, entendieron que la tierra era redonda muchos siglos antes de la Edad Media. Entonces, dejemos de lado este mito de una vez por todas.

 

MITO #3: Margaret Sanger fue una gran mujer moral que revolucionó la vida de todas las mujeres en todas partes. Ella puso fin a su esclavitud y les dio poder. Gracias a Sanger, el matrimonio y la familia mejoraron para todos.

RESPUESTA: Lo creas o no, lo contrario es cierto. La verdadera Margaret Sanger de la historia era una loca radical que creía en la eugenesia y en el concepto de una raza superior. La eugenesia busca perfeccionar la raza humana eliminando las clases más débiles (generalmente negros, judíos, aborígenes, etc.) mientras fomenta el crecimiento de las clases más aptas. El objetivo de la eugenesia es evitar que las personas pobres, débiles, tontas e “imbéciles” procreen, al tiempo que promueve una mayor procreación entre las personas más aptas mental y físicamente. El objetivo es un crecimiento y una evolución más rápidos de la raza humana. ¿Suena esto un poco como Adolf Hitler y los nazis? Eso es porque Hitler y Sanger creían en lo mismo y tenían la misma ideología.

La verdad es que Hitler no siempre creyó en la locura por la que lo conocemos. De hecho, aprendió eugenesia en Inglaterra y los Estados Unidos. Thomas Huxely, Havelock Ellis, Margaret Sanger y otros camaradas promovieron y difundieron esta creencia de la eugenesia. ¿Y adivina qué? Ahí es donde Hitler lo aprendió. Realidad: Margaret Sanger fundó Planned Parenthood, y las personas que sirvieron en la junta directiva de Planned Parenthood también sirvieron y trabajaron con Adolf Hitler. De hecho, Hitler se inspiró tanto en uno de los miembros de la junta de Sanger, Lothrop Stoddard, que usó uno de los libros de Stoddard en Alemania e hizo que todos los niños lo leyeran en la escuela.

Entonces sí, Sanger era una feminista radical loca que creía de todo corazón en la eugenesia y en una Raza Superior. ¿Por qué crees que inventó el control de la natalidad en primer lugar? ¡Con el propósito de la eugenesia! Para evitar que las personas pobres y no evolucionadas (generalmente negros) procreen mientras se permite que las personas más aptas y acomodadas procreen más. Otro hecho: Margaret no era una buena persona. Estaba totalmente en contra de los hospitales, las organizaciones benéficas y aquellas organizaciones que mantenían con vida a las personas no aptas, impidiendo el crecimiento de la raza humana. ¿No me crees? Visita el sitio web de Planned Parenthood. Tendrás que esforzarte para encontrarlo, pero su sitio web establece claramente que Sanger creía y promovía la eugenesia. Esa es la verdadera Margaret Sanger de la historia. Estén atentos para dos artículos completos sobre Margaret Sanger, Adolf Hitler y la eugenesia.